• 1 pasta de hojaldre
  • Para la crema de limón:
  • 3 Huevos (solo las yemas)
  • 200 grs de Azúcar
  • 2 Cucharadas de maicena
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 3 limones
  • Para el merengue:
  • 3 claras de huevo
  • 100 grs de azúcar

Encima del poyo o cualquier superficie lisa y limpia, echar una cucharada de harina y extender el hojaldre,  plegando y estirando varias veces

Cubrir con el un molde de horno de bordes bajos, pinchar el fondo con un tenedor,  y cubrirlo con una capa de garbanzos secos, para que no suba

Barnizar los bordes con clara de huevo y meter al horno, a 180º ,unos 15 minutos

Cuando se vea dorado, sacar del horno y retirar los garbanzos, que se pueden guardar para usar de nuevo, siempre que se hagan hojaldres, o cualquier otra pasta que no deba subir

Mientras se hornea la pasta, preparar la crema de limón del siguiente modo:

Hacer un almíbar ligero poniendo en un cazo, a fuego fuerte,  un vaso de agua y 150 grs de azúcar.  Agregar la cáscara de un limón, cuidando de que no salga mucho de la parte blanca, pues amargaría

Dejar unos 5 minutos hasta que, al tomar una pequeña cantidad con la cuchara, al dejarla caer se observa como forma una especie de gota, que se cuelga a modo de hebra

Apartar del fuego, retirar la cáscara de limón,  y, aun caliente, agregar la mantequilla para que se derrita, y reservar.
Aparte, exprimir los limones y disolver en el zumo la maicena

Añadir las tres yemas, mezclar bien y poner con el almíbar antes preparado, a fuego suave, y removiendo constantemente en movimientos de ocho, para que no se queme en el fondo

Cuando haya espesado, verter la crema en la base y preparar un merengue fuerte con las claras y el azúcar

Cubrir con este merengue toda la superficie de la tarta, formando pequeños montoncitos, con una manga pastelera o con una cuchara, y gratinar ligeramente, 1 o 2 minutos, solo hasta que tome un ligero color dorado

Dejar enfriar antes de desmoldar