• 200 grs de arroz
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cebolla mediana
  • Guindilla
  • Aceite
  • Sal
  • 1 cucharadita de curry

En una sarten, con apenas una cucharada de aceite y a fuego fuerte, sellar el pollo cortado en cuadrados. Retirar y reservar

En esta misma sarten, agregar medio vasito de aceite y, cuando este caliente,  rehogar los ajos bien picaditos,  agregar la cebolla en brunoise y sofreír hasta que se vea transparente y blanda

Incorporar el arroz, la guindilla y el pollo, y rehogar unos minutos, removiendo con una cuchara de madera, para que se impregne bien del sofrito

Echar todo en la cazuela donde se hará el guiso

Incorporar el agua con  la sal y el curry disuelto en ella y dejar a fuego moderado unos 15 minutos

Cuando casi se haya consumido todo el líquido, apagar, tapar con un paño seco y limpio y dejar reposar unos 5 minutos