• 2 kg de papas
  • 1 litro de agua
  • 500 grs de sal

Elegir papas de un tamaño mas bien pequeño

Lavar muy bien bajo el grifo, hasta que el agua salga completamente limpia

Poner el agua en una olla y llevar a ebullción

Agregar la sal e incorporar las papas, teniendo en cuenta colocar abajo las mas grandes, y  que el agua de cubrir, como mínimo, hasta un dedo por debajo del nivel de las mismas

Llevar nuevamente a ebullición, tapar y dejar a fuego medio unos 20 minutos

Pasado este tiempo, sacar una papa con una cuchara, dejar enfiar un poco y comprobar, apretando con los dedos si está blanda

Para comprobar que estén, nunca se debe hacer pinchando las papas, pues absorberían demasiada sal en su interior

Si no es asi, echar nuevamente en la olla y dejar el tiempo suficiente hasta que se guisen

Apartar, escurrir el agua y poner de nuevo al fuego un par de minutos agitando la olla por las asas para secar

 

Para comprobar que estén guisadas, nunca se debe hacer pinchando las papas, pues absorberían demasiada sal en su interior