• 1 Pollo
  • 2 naranjas
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
  • Nuez moscada
  • 1 vasito de vino blanco
  • Aceite de oliva

Limpiar bien el pollo, quitando el exceso de grasa, y cortar en cuatro cuartos

Echarle un poco de sal, nuez moscada y pimienta y untar con aceite de oliva

Colocar en una fuente refractaria, regar con el vino blanco, y meter al horno a 200º durante unos 10 minutos

Cuando comience a soltar su propia grasa, sacar la fuente, quitar el exceso con una cuchara, regar con el zumo de naranja y meter nuevamente al horno durante unos cuarenta minutos

Durante la cocción, con una cuchara, regar de vez en cuando la carne con los jugos que se acumulan en la fuente

Cuando se haya dorado la parte superior, darle la vuelta y dejar dorar también este lado