• 2 muslos de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva

Limpiar bien el pollo, trocear, y cocer con un poco de sal, durante 15 minutos

Pasado este tiempo, apagar, sacar con una espumadera y dejar enfriar

Cuando se haya enfriado lo suficiente, quitarle la piel y freír, en abundante aceite caliente, con los ajos cortados en láminas y la guindilla