• 4 solomillos de pollo
  • 1 manzana tipo royal gala
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharadita de azúcar

Limpiar bien los solomillos, untar con la sal, pimienta y nuez moscada y reservar

Por otro lado, echar dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, sellar en ella los solomillos de pollo

Cuando estén dorados, retirar de la sartén y reservar

En la misma sartén, poner la manzana cortada en gajos, darle apenas un golpe de calor por ambos lados, echar el azúcar y dejar a fuego bajo 5 minutos para caramelizar

Meter nuevamente las pechugas, cubrir con las manzanas y el caldillo y dejar así uno o dos minutos antes de apagar el fuego