• 1 vaso de azúcar
  • 1 sobre de gelatina neutra
  • 1 tableta de chocolate
  • 2 cucharadas de café bien fuerte
  • 500 ml de nata para montar
  • 1 terrina de requesón o Philadelphia
  • 1 paquete de galletas maría
  • 1 cucharada de mantequilla

Triturar bien las galletas y mezclar con la mantequilla. Con esta mezcla, apelmazando bien, cubrir el fondo de un molde desmontable

En un recipiente aparte, batir la nata junto con el azúcar hasta montar

Añadir el requesón, incorporar a la nata en movimientos envolventes y reservar

Mientras, derretir el chocolate al baño maría o microondas y añadir el  café

Dejar enfriar un poco, no totalmente pues se endurecería nuevamente, y añadir poco a poco a la mezcla de nata y requesón

Por otro lado, preparar la gelatina con algo menos de la mitad de agua que recomiende el fabricante, (unos 200 ml, por lo general)

Incorporar a la mezcla ya preparada y batir bien hasta lograr integrar todos los ingredientes consiguiendo un color homogéneo

Verter en el molde, sobre la base de galletas, y dejar reposar en el frigorífico durante, al menos, doce horas antes de desmoldar

Decorar con fideos de chocolate.