• 4 huevos
  • 200 grs de azúcar
  • Esencia de vainilla
  • 1 cucharada de maicena

Partir los huevos (que deben estar a temperatura ambiente) en un bol amplio

Separar las yemas y poner las claras en un recipiente, que usaremos como medida pues, la cantidad de azúcar ideal para hacer el merengue es igual volumen que de claras

Batir las claras a punto de nieve, agregar, poco a poco, el azúcar y el extracto de vainilla y continuar batiendo hasta lograr un merengue duro

Cubrir con papel vegetal una bandeja de horno, espolvorear con la maizena eliminando el exceso, y con una manga pastelera o con una cuchara grande, ir formando los merengues, dejando una separación entre ellos de 2 o 3 cm al menos

Meter al horno, a 125º durante una hora

Apagar y dejar enfriar dentro del horno antes de sacar y desmoldar para que no se rompan