• 8 huevos (solo las yemas)
  • 100 ml de agua
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 150 grs de azúcar glass impalpable

Preparar un almíbar denso poniendo en un cazo al fuego el agua con el azúcar, a fuego medio hasta lograr un punto con cierta densidad

Por otro lado, batir las yemas en un cuenco, al que se le va añadiendo el almíbar, muy poco a poco, para ir atemperándolas, pues si se mezclaran de golpe con el almíbar caliente, se guisarían

Una vez mezclado todo, volver a poner en el cazo, poner a fuego bajo y removiendo constantemente hasta que espese

Volcar en un plato llano y dejar enfriar

Cuando se haya enfriado , agregar el azúcar glass e incorporar a la masa, mezclando bien con los dedos, al tiempo que se forman bolitas del tamaño de una nuez