• Para el bizcocho:
  • 250 grs de harina
  • 250 grs de azúcar
  • 6 huevos
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 1 sobre de levadura
  • 1 vasito de aceite
  • Para la tarta:
  • 1 vaso de café dulce
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1 lata de nata Ermol (crema de leche)
  • 1 terrina de mascarpone
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 copita de amaretto, licor de naranja, de avellana, . . .

Preparar el bizcocho, poniendo en un bol la harina tamizada junto con la levadura

Incorporar el azúcar, los huevos, el aceite y la vainilla y mezclar hasta integrar completamente, cuidando que no queden grumos

Verter en un mol de bizcochos y meter al horno, a 180º, durante unos 45 minutos

Cuando se vea dorada toda la superficie, pinchar con un palillo, y si sale limpio, apagar y sacar del horno

Dejar atemperar, desmoldar y reservar mientras se enfría

Mientras tanto, batir la nata con dos cucharadas de azúcar

Incorporar el mascarpone y continuar batiendo para mezclar bien

Por otro lado, preparar el café, endulzar, echarlo en un recipiente, y mezclar con dos cucharadas de cacao y un chorrito del licor elegido

Cuando el bizcocho se haya enfriado, cortarlo en tres círculos con un cuchillo de pan

Colocar el primer círculo, en el mismo molde en que se hizo el bizcocho, y remojarlo con la mezcla de café y chocolate, empapando toda la superficie

Cubrir con una buena capa de nata y mascarpone y repetir la operación con los dos círculos restantes, alternando, bizcocho remojado, con capa de nata

Una vez colocado y remojado el tercer círculo, sin cubrir de nata, meter en la nevera al menos durante dos horas

Pasado este tiempo, volcar cuidadosamente el pastel sobre una bandeja plana, y cubrir con una buena capa de nata y mascarpone de forma decorativa