• 1 kg de manzanas
  • 150grs de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 huevo

En un recipiente, que pueda servir tanto para usar en el fuego como para meter luego en el horno, echar la mantequilla y untar bien el fondo

Pelar las manzanas, descorazonar, cortar en gajos delgados y colocarlas en el molde utilizado, de modo que queden bien sellados, trozos y capas, unos con otros

Agregar el azúcar por encima, y poner a fuego medio hasta que el azúcar se caramelice con el jugo de las manzanas

Recordar que el caramelo no se debe remover, y en este caso, ademas, no debemos romper la estructura de las manzanas, solo vigilar para que no se queme

Cuando se haya hecho el caramelo, apartar, dejar que se enfríe lo suficiente como para poder manipular el molde, y cubrir con la masa de hojaldre, apretando ligeramente hacia abajo

Barnizar con un poco de clara de huevo y meter al horno a 180º durante unos 25 – 30 minutos

Apartar, dejar enfriar y desmoldar dando la vuelta al pastel de modo que el hojaldre sea la base de la tarta