• Para el bizcocho:
  • 250 grs de harina
  • 250 grs de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 1 sobre de levadura
  • 200 cl de nata líquida
  • Para la tarta:
  • 1 vaso de leche líquida
  • 1 bote de leche condensada
  • 1 bote de leche evaporada
  • 2 cucharadas de confitura de melocotón
  • 2 claras de huevo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 o 3 melocotones en almíbar

Preparar el bizcocho, poniendo en un bol la harina, tamizada junto con la levadura

Incorporar el azúcar, los huevos, la nata y la vainilla y mezclar, hasta integrar completamente cuidando que no queden grumos

Meter al horno a 180º, durante unos 45 minutos

Cuando se vea dorada toda la superficie, pinchar con un palillo, y si sale limpio, apagar y sacar del horno

Dejar enfriar un poco, lo suficiente como para poder manipularla, desmoldar y cortar en dos círculos, a todo lo largo, con un cuchillo de pan

Por otro lado, mezclar las tres leches y reservar

Colocar el primer círculo, nuevamente el el molde, verter sobre él la mitad de la mezcla de leches, empapando totalmente

Cubrir la superficie con la mermelada, colocar el segundo círculo encima y remojar con las leches restantes

Meter en la nevera por unas horas, para que empape bien, al tiempo que adquiere firmeza y no se rompa al darle la vuelta

Desmoldar sobre una bandeja plana, apta para horno y reservar

Mientras, batir las claras a punto de nieve, agregar las tres cucharadas de azúcar y continuar batiendo, hasta llevar a un punto de merengue bien firme

Poner el gratinador del horno a calentar y, mientras tanto, cubrir con el merengue toda la tarta de forma decorativa

Meter al horno apenas un minuto, y no perder de vista hasta que empiece a tomar un colorcillo ligeramente dorado

Sacar y decorar con gajitos de melocotón