• 200 grs de garbanzos remojados
  • 1 tomate maduro
  • 1 cebollita tierna
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 pizca de comino
  • 1 vasito de aceite
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • Sal

Poner en una olla dos vasos de agua mineral y llevar a ebullición

En este punto, añadir los garbanzos, con una cucharadita de sal y una pizca de cominos, dejar que rompa nuevamente a hervir, bajar fuego medio, y dejar cocer tapado, durante unos 30 minutos, hasta que los garbanzos estén tiernos

Escurrir el agua y reservar mientras se enfrian

Mientras tanto, preparar la vinagreta poniendo en un bol, el vasito de aceite, el vinagre y un pellizco de sal, y batir enérgicamente hasta emulsionar

Pelar la cebollita, picar en cuadritos pequeños y echarla en la ensaladera con la vinagreta

Añadir también el tomate, cortado del mismo modo,y el perejil picadito finamente

Incorporar los garbanzos y mezclar todo con dos cucharas, desde los bordes hacia el centro para que no se rompan demasiado los garbanzos