• 2 pimientos rojos grandes
  • 6 cucharadas soperas de azúcar
  • ½ limón

Lavar los pimientos, quitar los tallos y semillas y cortar en trozos medianos

Echarlos en una olla y poner a fuego moderado hasta que empieza a soltar los jugos

Agregar el zumo de medio limón y el azúcar, tapar y dejar a fuego lento, hasta que el azúcar se convierta en un almíbar muy ligero

En este punto, triturar con la batidora y dejar enfriar