• 150 grs de almendras peladas
  • 4 o 5 dientes de ajos
  • Cominos
  • Sal
  • Guindilla
  • 1 cucharada de pimentón
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 vaso de aceite

Moler bien las almendras, en la picadora, o bien sobre el poyo con la ayuda de un rodillo de cocina

Poner en el mortero los ajos pelados con una cucharadita de sal y otra de cominos

Echar también guindilla, (la cantidad según gustos), sin semillas y sin venas, y machacar todo junto hasta triturar completamente

Incorporar las almendras molidas y una cucharada de pimentón, y moler nuevamente durante un par de minutos

Agregar el vinagre y mezclar todo

Echar el aceite y emulsionar hasta integrar todo el conjunto