• 2 dientes de ajo
  • 1 manojo de cilantro
  • 1 guindilla verde (pimienta)
  • Sal
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 vaso de aceite

Pelar los ajos y machacarlos en el mortero con una pizca de sal gruesa

Añadir pimienta a gusto, sin semillas ni venas

Agregar las hojas de cilantro, bien limpias y picaditas, y seguir machacando hasta integrar completamente

Echar un vasito de aceite, y emulsionar todo