• 2 pimientos grandes
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • ½ limón

Lavar los pimientos, quitar los tallos y semillas y cortar en juliana

Poner un chorrito de aceite en una sarten y quitar el exceso con una servilleta

Incorporar los pimientos y poner a fuego moderado con el zumo de medio limón y el azúcar y dejar, destapado y sin remover, hasta que el azúcar caramelice