• 1 kg de batata amarilla
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de nata líquida

Pelar y lavar bien las batatas y ponerlas a cocer con un poco de agua y una pizca de sal durante unos 20 minutos

Pasado este tiempo, pinchar con el tenedor, y si está blandita, apartar y escurrir el agua

Poner en un bol y escachar muy bien

Añadir dos cucharadas de nata y mezclar bien hasta integrar perfectamente