• 1 lata de sardinas en aceite
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 tomate maduro
  • 1 pimiento verde
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Guindilla (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite

En una sartén amplia, poner dos cucharadas de aceite, echar en ella los ajos, pelados y fileteados, y poner a fuego moderado

Cuando los ajos empiezan a chisporrotear, incorporar la cebolla cortada en juliana, y rehogar hasta que se vea transparente

Incorporar el pimiento cortado del mismo modo, rehogar apenas un minuto, y añadir el tomate pelado, sin semillas y cortado en cuadritos

Bajar el fuego, y dejar cocer todo junto, unos 5 minutos, hasta que el tomate se cocine

En esté punto, echar el tomillo y laurel, agregar el vinagre y mezclar

Abrir las sardinas y echarlas también a la sartén con su propio aceite

Dejar dos o tres minutos al fuego para que absorban todo el aroma, pero sin remover, para que no se destrocen