• 1 berenjena
  • 300 grs pechuga de pollo
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Aceite
  • 2 cucharadas de miel

Limpiar bien el pollo y poner a cocer, con un poco de agua y una pizca de sal, durante unos diez minutos

Apartar, retirar del agua y dejar enfriar ligeramente

Con la ayuda de dos tenedores, deshebrar el pollo, echar una pizca de pimienta, y reservar

Por otro lado, cortar la berenjena en rodajas, o a lo largo si es de tamaño mediano, y echar un poco de sal

Entretanto, poner dos cucharadas de aceite en una plancha o sartén amplia  y, cuando este caliente, soasar en ellas las berenjenas, dándoles la vuelta para que se hagan por igual por ambos lados

Cuando esten ligeramente doradas, poner un poco del pollo reservado encima de una rodaja de berenjena, y continuar colocando, varias capas de berenjena y pollo, alternativamente

Regar con la miel, y llevar nuevamente la sartén al fuego tibio apenas uno o dos minutos