• 1 paquete de galletas tostadas
  • 1 bote de mermelada de naranja amarga
  • 1 tableta de chocolate para repostería
  • 1 vasito de licor de naranja

Untar un molde rectangular con mantequilla y colocar en el fondo una capa de galletas

Mojar un pincel en el licor y humedecer ligeramente las galletas

Echar encima de estas una generosa capa de mermelada y continuar alternando, del mismo modo, capas de galletas y de mermelada hasta completar la altura deseada

Una vez colocada la última capa de galletas, meter en la nevera al menos 8 horas para que tome consistencia

A la hora de montar la tarta, introducir una espátula por todo el borde, dar la vuelta al molde sobre una bandeja plana, y ayudar a desprender el fondo con ligeros golpecitos en este

Por otro lado, fundir el chocolate con una cucharada de mantequilla o nata y cubrir con el toda tarta