• 500 grs de pulpo
  • Sal en escamas
  • Pimentón molido picante
  • Aceite de oliva

En una olla, con abundante agua fria y una pizca de sal, meter el pulpo y poner a cocer  durante unos 40 minutos

Cuando este cocido al dente, apartar, escurrir el agua y cortar en rodajas delgadas

Colocar en una fuente plana, echar un poco de sal escamas por encima, espolvorear una cucharadita de pimentón picante y regar con aceite de oliva