• 1 lámina de hojaldre
  • 3 o 4 cucharadas de mermelada de albaricoques

Extender la lámina de hojaldre y cortar tiras de 25×12 cm

An el centro de la tira y a todo lo largo, echar como media cucharada de mermelada

Unir los bordes formando un tubo, y enrollarlo en espiral a modo de rosco

Meter el último extremo por el hueco central, y colocar sobre la rejilla de horno forrada con papel vegetal

Diluir una cucharada de mermelada con dos cucharadas de agua y barnizar toda la superficie de cada uno de los roscos

Colocar la rejilla sobre la bandeja y meter al horno, previamente calentado a 170º, durante 15 minutos

Sacar cuando hayan tomado color dorado intenso