• 4 papas medianas
  • 300 de migas de bacalao
  • 1 tacita de leche
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 1 diente de ajo
  • 2 o 3 ramitas de perejil
  • Pimiento rojo
  • Aceite de oliva

Pelar las papas y ponerlas a cocer, en abundante agua con un poco de sal

Entre tanto, poner la leche en un cazo a fuego moderado y, cuando rompa a hervir, meter el bacalao y la nata y dejar que hierva nuevamente

Apartar y reservar

Por otro lado, en una sartén con dos cucharadas de aceite, sofreír los ajos cortados en láminas finitas

Cuando comienzan a cambiar de color, pero sin llegar a dorar, retirar y echarlos con el bacalao, la nata y la leche, en el vaso de la batidora y triturar todo junto, hasta conseguir una textura densa y cremosa

En la sartén con el aceite donde se han sofrito los ajos, echar los pimientos cortados en juliana y sofreír ligeramente junto con el perejil

Retirar los pimientos y el perejil, y, en este mismo aceite, sofreir las papas una vez cocidas, cortadas en rodajas como de 2-3 cm de grosor

Colocar las papas en una fuente de servir, y echar encima de cada una de ellas una o dos cucharadas de brandada

Acompañar con los pimientos fritos