• 1 conejo troceado y limpio
  • 4 o 5 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • 1 cucharadita de cártamo molido
  • ½ cucharadita de azafrán en hebra
  • ½ cucharadita de pimienta blanca molida
  • 1 cucharada de almendras
  • 150 cl de aceite de oliva

Unas horas antes de preparar el asado,  hacer un adobo y macerar la carne con él

Para ello, pelar los ajos y machacarlos en el mortero con la sal

Agregar la pimienta, el cártamo, el azafrán y el aceite y mezclar integrando todo bien

Untar la carne con este adobo y dejar macerando unas horas

A la hora de hacer el asado, poner los trozos de conejo en una fuente, y meter al horno a 200º, durante unos 25 minutos

Una vez que se ha dorado la parte superior, sacar del horno, darle la vuelta a la carne con cuidado, echar las almendras por encima y meter nuevamente al horno durante unos 15 minutos mas, hasta dorar también por esta parte

Cuando la carne esté hecha, pasarla a una fuente de servir y hacer una salsa triturando el caldillo resultante junto con las almendras tostadas