• 500 grs de migas de bacalao desalado
  • 1 kg de batatas
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • Guindilla
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 tomate maduro
  • 2 cucharadas de vinagre blanco

Por un lado, lavar bien las batatas y ponerlas a cocer en abundante agua con un poquito de sal, partidas en dos trozos, o cuatro si fueran muy grandes

Mientras se guisan las batatas, preparar el refrito poniendo a calentar una sartén con 125 ml de aceite

Agregar los ajos, pelados y cortados en laminas, con la cebolla en juliana y pochar

Mientras, limpiar y cortar el puerro, igualmente en juliana, y añadir al sofrito antes de que la cebolla se cocine

Rehogar apenas un minuto, y añadir el pimiento limpio y cortado del mismo modo

Echar guindilla a gusto, agregar el pimentón, remover, y añadir inmediatamente el tomate rallado

Remover para integrar bien los sabores, echar el vinagre y un chorrito de agua, como 100 ml, y llevar a ebullición

Incorporar el bacalao desalado, tapar, y dejar a fuego bajo durante unos 5 minutos

Cuando las batatas estén blandas, lo que podemos comprobar pinchándolas con el tenedor, apartar, escurrir el agua y dejar enfriar

Una vez se hayan enfriado lo suficiente como para poder manipularlas, quitarles la piel, cortar en dados grandes, freír en abundante aceite bien caliente para sellar, y echarlas también con el bacalao y el sofrito

Servir caliente