• 2 papas grandes
  • 4 lomos de caballa
  • 2 papas
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Guindilla
  • 1 hoja de laurel
  • 200 ml de aceite de oliva virgen

Pelar las papas, partirlas por la mitad a lo largo y ponerlas a cocer en abundante agua con sal durante unos 15 minutos, hasta que estén blandas, lo que podemos comprobar pinchándolas con un tenedor

Mientras tanto, limpiar bien las caballas, quitar las espinas con una pinza, echar una pizca de sal y reservar

Por otro lado, poner el aceite en una cacerola o sartén amplia y de bordes altos,  poner a fuego muy bajo y en ella los ajos cortados en láminas finitas

En cuanto los ajos comienzan a desprender aromas, y sin llegar a dorar, apartar la sartén para que no siga subiendo de temperatura y, fuera del fuego, echar en ella los filetes de caballa

Llevar nuevamente al fuego que deberá mantenerse bajo, echar la hoja de laurel y guindilla a gusto, y dejar así unos 5 minutos

Apartar y servir, sobre una rodaja de papa cocida y regado con el aceite caliente