• 3 o 4 pulpitos pequeñitos
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picadito
  • 125 grs de cebola
  • 125 grs de pimientos
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 150 grs de pasta para fideua
  • ½ cucharadita de colorante
  • 6 u 8 almejas
  • 3 o 4 ramitas de cilantro fresco

Limpiar bien los pulpitos, dando la vuelta a la cabeza para vaciar perfectamente su interior

Lavar muy bien tanto la cabeza como los tentáculos, bajo el grifo abierto dejando correr el agua

Una vez limpios, cocer en una olla con una taza de agua, durante unos 10 minutos

Cuando estén al dente, extraer con un tenedor y dejar escurrir bien, reservando el caldo donde se han cocido

Mientras tanto, poner a calentar el aceite en la paellera y, cuando este tibia, echar en ella los pulpos y sofreir a fuego medio unos dos o tres minutos

Cuando comienzan a chisporrotear, poner a fuego bajo, agregar los ajos e inmediatamente la cebolla

Rehogar y dejar así un par de minutos

Cuando la cebolla se vea transparente, agregar los pimientos cortados en trozos medianos, remover, y añadir el pimentón

En este punto, echar la pasta en una taza, para tomarla como medida posteriormente para el caldo

Incorporar la pasta al sofrito y rehogar uno o dos minutos, para que se impregne bien de todos los sabores

Agregar el caldo de guisar el pulpo, a razón de dos medidas de líquido por cada una de pasta

Echar el colorante, remover y llevar a ebullición

Poner a fuego bajo y dejar unos 8 minutos

Cuando se ha consumido como dos tercios del caldo, echar las almejas y el cilantro picadito muy chiquito (solo las hojas) y dejar unos 5 minutos mas. Siempre a fuego bajo y destapado, hasta que el caldo se haya consumido casi totalmente

En este punto, retirar del fuego, tapar con un paño limpio y dejar reposar otros 5 minutos